Reduce el agobio en el trabajo

Cuando estamos en la jornada laboral es fácil que nos entre cierta sensación de agobio, haciendo que se alargue mucho más de lo normal mientras nuestro agobio crece de la misma forma. Conocer los puntos que nos producen esta sensación es fundamental si queremos poder acabar el día con una sonrisa:

-Evitar alargar las discusiones laborales: Momentos de tensión sufrimos todos, lo que no significa que tengamos que estar todo el día discutiendo con alguien en el trabajo. No solo lograremos únicamente aumentar el agobio, puede llegar a ser peligroso para nuestra posición cara al futuro. Si realmente nos molesta mucho esa persona es mejor tratar de tranquilizarnos y evitarla hasta el día siguiente.

agobio

-No llevar problemas personales al trabajo: Si hemos pasado un mal momento en casa llevarlos a la oficina solo hará que empeoren, estando en un ambiente muy poco recomendable para relajarnos. Antes de ir es mejor tratar de respirar y despejar la mente, ya tendremos tiempo al volver para darle vueltas en la almohada.

-Darse unos minutos de descanso cuando notemos que empezamos a agobiarnos: Una cualidad del agobio es que cuando comienza es muy fácil que crezca, y muy difícil que se reduzca. En estos casos debemos tratar de reducir el ritmo, bajar un poco la actividad y esperar que se pase por sí solo.

Opina

*