Inteligencia emocional, sácale el máximo partido

La inteligencia emocional es una de las mejores herramientas de las que disponemos, aparte de ser una de las más desconocidas. Consiste en aprovechar el máximo nuestras emociones para nuestro día a día. Control y rendimiento, con unos conocimientos básicos y una serie de normas personales sencillas de acatar podremos lograr que nuestras relaciones personales y los problemas cotidianos se vuelvan mucho más llevaderos.

-Sé sincera con tus emociones: Una persona que conoce su inteligencia emocional empieza siempre por ser sincera consigo misma respecto a lo que siente. Si estamos tristes, alegres o taciturnos debemos actuar en consecuencia, ya sea reduciendo el impacto de esas sensaciones o modificando nuestra conducta hasta que se pasen.

inteligencia

-No tengas miedo de hablar sobre cómo te sientes: Muchas veces nos sentimos indefensas cuando confesamos cómo nos sentimos, pensando que estamos compartiendo algo muy íntimo y, en ocasiones, vergonzoso. Sin restarle la importancia que se merece, las emociones pueden dar lugar a un torrente de conductas perjudiciales cuando dejamos que aniden en nuestro interior sin compartirlo con nadie. Nuestra pareja y amistades cercanas serán siempre un buen apoyo en estos casos.

-La empatía es clave: Del mismo modo que nos gusta sentirnos comprendidas debemos hacerlo nosotras con los demás. Cuando alguien se abra en nuestra presencia emocionalmente hay que ser capaces de mostrarle nuestro apoyo y respeto, algo que nos hará crecer a nosotras también interiormente.

Opina

*