Descubre si eres dependiente de las redes sociales

Con las redes sociales plenamente insertas en nuestra vida no nos damos cuenta de hasta qué punto podemos llegar a depender de ellas. La dependencia a las redes sociales puede llegar a necesitar tratamiento por los desórdenes emocionales que pueden producir. Del mismo modo que evoluciona la tecnología lo hacen nuestros problemas, necesitando estar seguras de hasta qué punto vivimos por las redes sociales y no al revés:

-Controlar el tiempo que les dedicamos: Objetivamente no necesitamos demasiado tiempo para revisar las novedades y actualizar nuestro perfil. Cuando reducimos el tiempo de otras actividades, incluyendo algunas imprescindibles para nuestro día a día, es que empezamos a depender de ellas.

red social

-Revisarlas cada poco tiempo: Una de las peores costumbres, y de las más extendidas. Mirar cada 5 minutos para ver si hay alguna novedad hace que perdamos mucho más tiempo que si lo mirásemos durante un tiempo prolongado. Con los móviles actuales esta tendencia se hace mucho más fácil, necesitando de todo nuestro autocontrol para ir reduciendo estas ‘escapaditas’ a la red social de turno.

-Hablar más por las redes sociales que en persona: A pesar de que es cierto de que nuestro ritmo de vida actual nos impide relacionarnos tanto como nos gustaría mucha gente ha reducido sus contactos a las charlas en los diversos sistemas de chat que nos ofrecen estas redes. Son cómodos y prácticos, pero no debemos perder las ganas de esforzarnos en ver a alguien para preguntarle qué tal se encuentra por mucho que tengamos este recurso al alcance de la mano.

Opina

*