6 errores comunes de madre primeriza

Ser madre primeriza puede llevarte a cometer algunos errores por falta de experiencia. ¡Pero no estás sola! Los errores que mencionaremos a continuación son muy comunes y a todas las madres alguna que otra vez les sucedió. Así que tranquila… Sigue leyendo para saber qué errores son los que no debes cometer.

 

 

madre primeriza

madre primeriza

  1. Abrigar mucho a tu bebé

Muchas madres caen en el grave error de abrigar excesivamente al niño aunque no tenga frío. Mucho calor hace que el bebé sude y no es bueno que eso pase. Chequea la temperatura de tu bebé tocando sus pies, si los tiene frío o están moraditos procura abrigarlo más.

 

  1. Seguir todos los consejos de personas ajenas

Está bien que otras mamás o las abuelas que tengan experiencia quieran ayudarte con la crianza de tu bebé. Sin embargo, muchas veces las opiniones no son las adecuadas. Guíate por las indicaciones de tu pediatra y, si ves que no te convencen, trata de cambiar de médico.

 

  1. Guardar silencio mientras el bebé duerme

Que el bebé esté durmiendo no significa que todo el ambiente deba estar en silencio, ya que se acostumbrará a ello y luego le será más difícil conciliar el sueño en lugares con ruido o bullicio. Te recomendamos que sigas tu vida normal cuando el bebé duerme, así es más fácil que se acostumbre a los sonidos del hogar.

 

  1. Mantener una higiene extrema

Está bien que se esterilice el biberón, el chupete y algunos objetos de uso cotidiano durante los primeros meses. Sin embargo, pasados los tres meses no es bueno que se esterilice absolutamente todo lo que toca el bebé, ya que evitarás que el niño cree sus defensas y evite futuras enfermedades o alergias. Tampoco es necesario bañarlo todos los días. Y en cuanto a evitar que otras personas lo toquen, el bebé no tiene que vivir en una burbuja y solo las personas que se encuentren enfermas deberán evitar estar en contacto cercano.

 

  1. Seguir una rutina rigurosa

Es aceptable que tu bebé tenga horarios para dormir o comer, pero a veces puede tener sus tiempos y tener hambre antes del horario de la comida, o bien, puede no tener tanto sueño como para dormirse rápidamente. El momento de la rutina podrá establecerse en los meses siguientes, no hay prisa.

 

  1. Cortarle el pelo al nacer

No es cierto que raparle la cabeza al bebé hará que le crezca un cabello mucho más fuerte y sano. Al pelarlo el bebé perderá calor corporal por la cabeza y, sin dudarlo, no le crecerá un pelo más fuerte.

Opina

*